miércoles, 28 de abril de 2010

¿¡Todavía no participas en ninguna red social!? :-o


Esta pregunta, acompañada de una cara de enorme sorpresa, es lo que me encuentro cada vez que digo que no tengo ni Tuenti ni Facebook. “Y ¿a qué estás esperando?” es lo que sucede a mi negativa. La verdad, no sé a qué estoy esperando ni si estoy esperando algo, porque ¿es tan raro no estar registrado en ninguna? ¿Es algo que tiene que suceder tarde o temprano?

Estos pensamientos me han asaltado cuando he leído la noticia del diario Expansión de Cataluña
[1] acerca del seguimiento de la esperada remontada del Barça contra el Inter de Milán por todos los culés a través de las redes sociales. Hay una frase muy representativa de esto mismo: « “Una institución como el Barça, sin estar en las redes sociales, hoy en día sería como un alien”, explica Toni Aira, profesor de comunicación política en la Universitat Pompeu Fabra (UPF) y en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) ». Yo no soy una institución y no tengo la trascendencia del Barça, pero ¿soy igualmente un alien? Puede que sí, puede que resulte igual de extraña, incluso cómica, que una persona que todavía no tiene móvil o que se resiste a usar Internet.

Leo esta noticia, en la que se evidencia el papel de la participación ciudadana, que es capaz de originar un movimiento que siguen miles de personas en cuestión de minutos y que consigue incluso relevancia mediática, y me pregunto si tal vez protejo demasiado mi intimidad y si debería sumergirme ya en estas comunidades virtuales.

La verdad es que al preguntarme que cuándo me voy a hacer Tuenti no digo que nunca, mi respuesta suele ser “no lo sé, ya veré”. Y me parece que ya estoy viendo que no tardaré demasiado. Por ejemplo, ayer leí en el blog On air
[2] las claves para ser un buen periodista que propone Jean François Fogel y, entre ellas, la cuarta nos recomienda introducirnos en la cultura digital participando activamente en las redes sociales, blogs, etc. Puede que las redes sociales sean o lleguen a ser una herramienta tan fundamental como el móvil o el email y que, sin ellas, me esté descolgando de la cultura actual. Hasta ahora, no me he perdido demasiado, unas cuantas fotos y comentarios entre amigos, pero tal vez en el futuro sí me pierda cosas relevantes, como contactos, vitales para un periodista.

Y vosotros, ¿qué pensáis?


[1] http://www.expansion.com/2010/04/27/catalunya/1272398961.html [accedido el 28/04/2010]
[2] http://laura-onair.blogspot.com/ [accedido el 28/04/2010]

No hay comentarios:

Publicar un comentario